ESCUELA ARQUITECTURA Y EDIFICACIÓN. Cartagena, Murcia.

ETSAE.

Concurso 2017

 

M E M O R I A

P R E – E X I S T E N C I A S.

Afrontar un contexto como el Campus Alfonso XII, presenta varias opciones proyectuales. Una pre-lectura inicial (y fácil) casi nos invita a dinamitar alguno o ambos edificios para iniciar una nueva lectura que desemboque en una nueva etapa en dicho centro Universitario. Este veterano Campus ”cuelga’ de una imponente avenida ( que llaman ‘Paseo’) que cruza la ciudad. Su presencia es singular. Pues se presenta con una potencia visual relativa sin entrar en complicaciones urbanas. Una manera de hacer de otros tiempos, seguramente heredera de las lecciones de urbanismo que se contagiaron con el ‘Ringstrasse’ Vienés.

Vimos que eso sería absurdo. Pues en primer lugar acabaríamos troceando el Campus de nuevo. Tengamos en cuenta que existen otros edificios que no están incluidos en este concurso. Otras disciplinas universitarias, pero que comparten lenguaje urbano, edificatorio y volumetrías.

Descartamos atomizar el Campus, con nuevas ‘arquitecturas’ vs las actuales.

Existe además un efecto fondo-figura, con un segundo skyline configurado por unos bloques de viviendas que emergen tras la universidad. El Campus se lee muy claramente a nivel urbano. Debe seguir así.

 

Los edificios principales, que lindan con la avenida, se disponen geométricamente respecto a una plaza. Una plaza semi-abierta al público, que está en un estado pre-comatoso si no fuera por dos inmensos árboles que seguramente existen desde el principio del campus. Otras floras de menor tamaño y empaque lucen como artistas secundarios en el guión original de la plaza.

 

Tras un día entero de visita, decidimos que:.

1-. Los edificios actuales SE DEBEN mantener. Forman parte de la historia urbana y universitaria de la ciudad. Los últimos 60 años han formado parte del skyline urbano.

Y si bien necesitan de un trasplante de órganos, su piel es suficientemente para perdurar. Arquitectura suficiente que debe ser rescatada, reforzada y re-enseñada para una nueva vida.

2- Dos Ficus centenarios (o casi) deben prolongar e incluso coronar con su presencia, la nueva escuela. Dos espectaculares ejemplares, que emergen del suelo con unas grandes y barrocas raices, para alzcanzar más allá de los 16 metros.

Son un ‘Must be’, un ‘Must remain’. Los complementan otros árboles de diferente familia. Una auténtica frondosidad.

3- La morfología del campus debe respetarse. La arquitectura no puede romper el skyline, no debe ‘imponerse’ ni generar asimetrías urbanas ni jerarquizaciones innecesarias dentro de los edificios del campus. Debemos complementar, caminar junto a las pre-existencias. Generar nuevas lecturas de los edificios existentes. Que nos ayuden a establecer un diálogo entre los tempos de ambas arquitecturas.

 

P R O P U E S T A

El edificio principal gira en torno a un patio prostituido por una volumetría (naranja) de se carga el concepto que lo soporta.

Pasillos interiores iluminados por fluorescentes, parecen esconderse de la luz natural que debiera inundarlos.

RESCATAMOS el patio en tu totalidad. Derribamos el volumen central, vaciamos la fachada interior e iluminamos el edificio, gracias a una nueva fachada que democratiza el patio.

Además…

Prolongamos el patio hacia cotas inferiores y lo extendemos hacia la plaza central donde generamos un edificio en el subsuelo que hace de articulador de ambos edificios pre-existentes.

 

Creamos una volumetría “semi-soterrada” que hace de bisagra entre ambos edificios. Mientras genera nuevo programa y zonas verdes de actividad pública.

 

Proponemos un apeo estructural de los edificios existentes (ya trabajados a nivel de concurso por un estudio de enorme solvencia en conocimientos estructurales), para albergar programa.

Los sostenemos sobre nuestro edificio.

 

Un semi-vaciado de la plaza actual, con el fin de generar nuestro proyecto como un vertebrador entre ambos edificios. Esta zona se trabajará con estructuras pre-fabricadas y montadas in situ. Respuestas constructivas a solicitaciones medio-ambientales y de programa.

TODAS las soluciones aplicadas serán pensadas par no desentonar ecológicamente cuando se analice el edificio dentro de 50 años.

 

Beneficios medio-ambientales:

ELECTRICIDAD, generación de nuestra propia electricidad gracias al Neo-Árbol. Placas para energía fotovoltaica y otros para una menor necesidad de ACS, alimentaran el Campus en su totalidad.

ESTRUCTURA PREFABRICADA. Control directo de los acabados, obra limpia, menor CO2. Honestidad estructural.

LUZ natural re-vive los edificios actuales y dan forma a nuestra edificio .

TEMPERATURA, situar nuestra propuesta hasta la cota -6, nos da la oportunidad de participar de la temperatura del sub-suelo. Utilizar además la ‘protección’ térmica del suelo nos permite una homogeneidad en cuanto a la temperatura no fluctuante entre estaciones. Minimizamos consumo de CO2.

AGUA, recogida de las aguas de las diferentes cubierta, para ser utilizadas en los servicios y los patios ajardinados.

Parque publico vs Parque semi-público.

Nuestro proyecto, supone dos parques:

  • A cota calle, un lifting al actual, manteniendo lo hermoso y/o histórico. Creando espacios ‘atractores’ para el público general. Micro-zonas de tranquilidad, de sombra, de twitter, de whatsap… Todo bajo las inmensas copas de sendos ‘Ficus’. Nuevos pavimentos, texturas, fragancias vegetales,…

El parque semi-privado esta a -6 mts de la cota de calle. Un ‘campus’ para la gente universitaria, una zona suficientemente grande como para albergar actividades exteriores, o para los momentos más epicúreos. Y suficientemente privado como para no ser interrumpido por el inmenso tráfico del ‘Paseo’ Alfonso XIII

 

 

 

ENERGÍA &   PLAZA + ÁRBOL

 

Los arquitectos tenemos una obligación tautológica de factorizar la energía como ingrediente proyectual. La evidencia de los consumos vinculados no sólo al proceso constructivo, sino a la evolución y uso cotidiano de los edificios.

La energía, tanto su creación, como su distribución deben formar parte de la plástica del proyecto.

Nunca esconderse.

Del ‘defecto’ generar virtud.

Un árbol como elemento de sugerencia proyectual.

 

Leemos en las capacidades del árbol; … decidimos proyectar un neo-ito urbano.

Un generador energético: eléctricidad, renovaciones de aire, wifi, bluetooth, comunicaciones…un atractor de conversaciones sobre arquitectura.

Un elemento dependiente de unos edificios, ubicados en un contexto universitario de energía no sostenible.

Los edificios que respetamos, mantenemos y re-energizamos, serán los receptores de las bondades de nuestro Neo-Árbol.

 

.

Cuantificar los consumos globales y compensarlos con una eco-actitud genuina.

Más allá de ser “políticamente correctos”, nuestro proyecto busca una aproximación indudable a un equilibrio energético. Y compartir generosamente con el resto del Campus, la electricidad limpia generada, por nuestro Neo-Árbol.

Know How-LOCAL!

Proponemos un apeo estructural de los edificios existentes (ya trabajados a nivel de concurso por un estudio de enorme solvencia en conocimientos estructurales), para albergar programa.

Los sostenemos sobre nuestro edificio.

Un semi-vaciado de la plaza actual, con el fin de generar nuestro proyecto como un vertebrador entre ambos edificios. Esta zona se trabajará con estructuras pre-fabricadas y montadas in situ. Respuestas constructivas a solicitaciones medio-ambientales y de programa.

TODAS las soluciones aplicadas serán pensadas par no desentonar ecológicamente cuando se analice el edificio dentro de 50 años.

 

Se estudiará el mercado local, empresas locales, con quien edificar. Si es posible, se fomentarán la creación de soluciones y empresas locales.

Know-How Murciano, apuestas del territorio.